Vida de pasiones en movimiento

Estaba preparando información para mis talleres de fin de semana y realizando los flyers publicitarios para mis clases regulares de Biodanza.

Conecté conmigo misma y me deje llevar, como hago con la música. Cuando me dí cuenta del resultado, había escrito lo que venía a ser una nota de prensa.

cartel Biodanza-prensa.page1

Me encanta escribir, es una de mis grandes pasiones, y de hecho al ver lo que finalmente hice me dí cuenta de dos cosas, y me dije:

-“Patricia, esto no es un cartel publicitario y tú bien lo sabes que has estudiado Marketing”

– “¿te has dado cuenta que al hablar de tus grandes pasiones, en la breve reseña curricular que haces, mencionas en primer lugar la escritura?”

Pues sí es cierto, el inconsciente actúa y mucho. Me gusta el baile pero mi tiempo lo dedico 100% a la reflexión y mis escritos.

Por otro lado, Biodanza para mí no es bailar, es escribir mi historia a través del movimiento. Y porque las circunstancias lo han querido así, te invito a seguir mi Diario de Bitácora Biodancero , en mi sección de Biodanza, dentro de Bioencuentros.

universo

Cuándo lanzas una pregunta al mundo, espera a recibir su contestación. El Universo te escucha y contesta, lo quieras o no. Así que cuidado con lo que pides, muchas veces pensamos que estamos solos y manifestamos abiertamente, sin saber luego porque ocurren las cosas.

El poder del amor, de la intención y de la palabra es energía liberada que viaja en forma de ondas. Es vibración y es Luz. En tu mano está que alumbre tu camino, porque sólo nosotros creamos nuestra propia realidad.

moskovi

Me paso un día que me pregunté si realmente mi vida eran los caballos.

Era 2011 y tenía mi caballo en una hípica. Estaba estudiando mi segundo año del máster en Dirección de Marketing (en la Universidad Autónoma de Madrid, Cantoblanco) y vivía en Madrid. El caballo estaba en Robledo de Chavela a más de 80km.

Entonces no tenía trabajo y decidí pedir un préstamo para poder estudiar y redireccionar mi vida hacia algo que no fuera la aburrida contabilidad. Así daría un sentido a mi vida en algo más creativo (como parche a lo que nunca me había dedicado), y por otro lado podría vivir fuera de casa y mantener todo aquello que no podía sin un trabajo, como era mi caballo.

Estaba de becaria en 2 sitios a la vez, el servicio de deportes de la Universidad Autónoma, y en el departamento de Marketing de Orange, en Pozuelo de Alarcón.

Yo pensaba en lo mucho que había esperado para tener mi propio caballo (me decían que desde los 3 años montaba en los sofás de mi casa como si de un caballo se tratase y siempre recuerdo que soñaba con mi propio caballo), en lo mucho que me gustaba montar y disfrutar del campo, y recuerdo haberme planteado ser monitora de equitación.

Pero veía mi situación y lo que era una pasión se volvió en parte una obligación. Empecé a dar clases como monitora de equitación los fines de semana para poder tener otra ayuda a mis gastos cuando una de las becas de colaboración llego a su fin y planteé si esa era mi verdadera vocación. Lancé esa pregunta al Universo y pedí una señal.

Mi caballo nunca fue fácil pero con el tiempo su carácter empeoró o yo transmitía algo que él sentía. La cuestión es que tuve una caída en la que estuve 2 semanas sin poder mover el cuello, pero yo no hice caso y seguí montando. Incluso empecé a montar a potros ayudando en su doma. Un mes después tuve otro accidente más grave, ahí comprendí lo que el Universo quería decirme.

Desde entonces prestó más atención a las señales y realmente sé que el Universo nos responde.

placer al caminar

Cuando me hablaron en Biodanza de llevar un Diario de Bitácora para recoger mis sensaciones, emociones, sentimientos, … con cada sesión de Biodanza, el primer pensamiento que cruzo por mi cabeza era hacerlo en mi Blog pero me  pregunté…¿algo tan personal debería hacerlo público? La respuesta es SÍ.

Próximamente… Diario Bitácora en Abierto.

Anuncios

Acerca de Patricia Conde

No creo en la escasez sino en la abundancia; no quiero competir sino compartir;no creo en la rivalidad sino en el amor; no creo en las limitaciones sino en el ser humano. Creo que hay algo aún más grande por llegar y quiero compartirlo contigo.
Esta entrada fue publicada en EL VIAJE, Reflexiones del Viajero y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s