El entrenamiento de Bruce Lee

Bruce Lee creía que cada día se nos presenta una oportunidad única de mejorarnos a nosotros mismos. Cada nuevo día trae consigo la oferta de hacer de nosotros algo mejor de lo que éramos el día anterior. En sus propias palabras:

“A decir verdad, cada día esconde una nueva revelación o un nuevo descubrimiento que puedo obtener”

En lo referente a la persona física, mental o espiritual, Bruce Lee sostenía que existe una capacidad rayando lo infinito para el crecimiento personal y de hecho esto es lo que precisamente tenia en mente cuando acuñó la frase de “Teniendo la no limitación como limite”, que es piedra angular de su filosofía, hasta tal punto que forma parte de su logotipo (en caracteres chinos alrededor de las flechas que rodean al yin-yang). Bruce se esforzó cada día en mejorar en cada uno de los aspectos mencionados anteriormente, pero lo que él mas recalcaba, y lo que se omite o perdió por muchos, es que la mejora en cualquiera de estos campos nos lleva a ponernos en contacto con un tipo de conocimiento que reside dentro de nosotros… ese artista de la vida que llevamos dentro y que por motivos de condicionamiento o encasillamiento social esta invernado en la mayoría de nosotros. Este es el reino de lo que Bruce Lee se refería como espiritual, el descubrir algo acerca de nuestras mas profundas capas de ser humano. Una de las frases mas repetidas por Bruce en sus entrevistas era:

“Después de todo, cualquier tipo de conocimiento implica auto-conocimiento”

Otra de sus máximas era:

“El saber no es suficiente, debemos aplicarlo. El querer no es suficiente, debemos hacer”

Fiel a esta máxima Bruce Lee siempre se despertaba con un afán interminable de exprimir al máximo cada día de su vida,  con todo lo que éste pudiera ofrecerle.  Así pues un día como hoy hace más de treinta años estaba enzarzado en la conquista de mas conocimientos y de la realización de los tres campos de la persona de los que se ha hecho mención anteriormente.

Bruce Lee estaba inmerso en el descubrimiento del potencial de su cuerpo fisico. Sus metas eran convertirse en mas fuerte, mas rápido, mas flexible y en utilizar el oxigeno (capacidad aeróbica) de una forma mas eficiente. Seguía una rutina diaria que quedaría reflejada a modo de diario personal con objeto de conseguir lo que se había propuesto. Cada entrenamiento grabado en su diario servía como prueba de archivo del nivel en que estaba en ese momento para poder ser superado en el futuro. Como el mismo decía:

“Si te acostumbras a poner limites a lo que haces, físicamente o a cualquier otro nivel, se proyectara al resto de tu vida. Se propagara en tu trabajo, en tu moral, en tu ser en general. No hay limites. Hay fases, pero no debes quedarte estancado en ellas, hay que sobrepasarlas…El hombre debe constantemente superar sus niveles.” 

Conclusión:

¿Sabes cuál es la diferencia entre la gente que tiene éxito y la que no lo tiene?

La que lo tiene, sabe hacia donde se dirige.
Puede trazar su camino, trabajar para obtener lo que desea y eliminar los obstáculos que encuentra.

Tiene metas y lucha por ellas.

La gente que no tiene éxito, va por la vida sin un rumbo definido y claro.
Resuelve lo que se le presenta, pero no establece su destino.
Puede tener sueños o deseos, pero no se pone metas.

Tener una vida sin metas claras, puede darnos una sensación de vacío o de poca satisfacción.

Todos tenemos deseos.
Todos soñamos despiertos, en más de una ocasión.
Pero una meta es más que un deseo o sueño.

La meta está relacionada con una necesidad que decidimos satisfacer o con un malestar importante que queremos eliminar.

La meta es el antecedente de la acción, que va más allá de la simple intención de hacer algo.

Las metas nos dan:

  • Dirección.
  • Significado.
  • Motivación.
  • Energía.
  • Satisfacción.
  • La oportunidad para aprender y avanzar en la vida.

No vemos el desgaste y malestar que provoca la insatisfacción o el sufrimiento, causados por dejar nuestra vida en manos de los demás o por obtener menos de lo que queremos y podemos tener.

Si realmente estas interesado en más información sobre la importancia del establecimiento de las metas pincha en el siguiente enlace, guía para el establecimiento de metas

Anuncios

Acerca de Patricia Conde

No creo en la escasez sino en la abundancia; no quiero competir sino compartir;no creo en la rivalidad sino en el amor; no creo en las limitaciones sino en el ser humano. Creo que hay algo aún más grande por llegar y quiero compartirlo contigo.
Esta entrada fue publicada en Autores, Libros y Otros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s