El poder de los abrazos

Hace bastante tiempo que no escribía en el Blog pero tampoco encontraba inspiración y esta vez quería contar otra de mis experiencias en el camino del desarrollo personal. No me gusta escribir por escribir, me gusta sentirlo para poder transmitirlo y hacéroslo llegar. Y esta entrada que escribo es para proponeros un sentir de verdad.

Cuando quieres a una persona, y hay mil formas de querer, la mejor manera es demostrarlo. Entre las mil maneras que hay de demostrarlo, una de ellas es dar abrazos.

Esto te aporta tranquilidad y te hace sentir liberado pero muchas veces nos da bastante vergüenza y nos hace sentirnos cohibidos.

¿Por qué si quieres dar un abrazo no lo haces libremente? ¿Por qué tendemos a separarnos al instante por el que dirán, tanto la persona que lo recibe como los demás en general?

Sólo te digo, SIENTETE LIBERADO, quítate el perjuicio de sentirte juzgado y observado y abre tus brazos. Este pequeño gesto de amor puede hacer mucho por ti y por las personas que como tú quieran compartirlo.

Una vez una amiga me dijo que ella había abrazado a un árbol…. y me tentó a probarlo. Entonces me di cuenta de lo que sentí y desde ese momento muestro mi amor por la gente como nunca antes lo había hecho. Pensé: si un árbol transmite tanto, que podrá transmitir un ser humano!!!

Cuando abrazo a alguien noto como se derrumban los muros que separan a su verdadero yo del mundo de la acción y aparece aquel que pide amor y cariño a gritos, aquel que da las gracias porque se ve compensado por tanto trabajo, aquel que muestra su lado débil y cobarde que no lo es tanto,…Con los sentidos, y más con el tacto, podemos llegar a descubrir un mundo nuevo de sensaciones y emociones.

La gente vibra y como tal, en un abrazo, su energía traspasa tu cuerpo hasta llegar a tu corazón. Él es sabio consejero, escúchale.

La mente muchas veces se confunde, está pervertida por todos los patrones que ha ido adquiriendo con el tiempo, pero el corazón juega un papel secundario en la vida  y se mantiene inocente. Alguna vez nos pega sacudidas para que nos enteremos de que está ahí pero… ¿cuántas veces le hacemos caso?. A veces somos seres demasiado racionales cuando no deberíamos serlo tanto.

  • Alinea tus emociones
  • Disfruta de la vida y de las pequeñas cosas (no te pierdas en la inmensidad ni en la avaricia)
  • Cuida tu entorno y contribuye en el mundo de las relaciones (no lo olvides, somos seres sociales). 
Anuncios

Acerca de Patricia Conde

No creo en la escasez sino en la abundancia; no quiero competir sino compartir;no creo en la rivalidad sino en el amor; no creo en las limitaciones sino en el ser humano. Creo que hay algo aún más grande por llegar y quiero compartirlo contigo.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El poder de los abrazos

  1. Marina Ullauri dijo:

    Sabes que me encantan los abrazos! 🙂
    Tienes razón, deberíamos abrazar más…
    Me ha hecho ilusión leer acerca de tu abrazo al árbol, tú entiendes por qué 😉
    Un besote!!!

  2. patriciacnd dijo:

    jejeje una etapa de nuestra vida inolvidable! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s